Volver

Etfe (1). Introducción

10 / enero / 2011

Este es el primero de una serie de 3 posts dedicados al etileno-tetrafluoretileno, más conocido como ETFE, un material que ha cobrado un gran auge en los últimos años.

Proyectos como el Alliance Arena (Munich, Herzog and the Meuron), Eden Project (Cornwell, Nicholas Grimshaw) o el Water Cube (PTW Architects) han contribuido de manera importante a la difusión del conocimiento del ETFE como material de construcción.

Como ya habíamos comentado muy brevemente en un post anterior, el ETFE se descubrió en 1940, año en el que existe una patente registrada por DuPont. En sus inicios, este material se empleaba únicamente como elemento auxiliar en procesos de fabricación industrial debido a su alta resistencia a la abrasión y al desgaste. Sin embargo, no se comercializa hasta los años 70 del siglo pasado. Sus primeras aplicaciones se centran en el recubrimiento de cables y en la industria química, debido a su alta estabilidad.

En el campo de la construcción comienzan también a desarrollarse las primeras investigaciones en los años 70, en el campo de los invernaderos. Se realizaron tests de envejecimiento, obteniendo grandes resultados, ya que apenas se detectaron cambios en las propiedades ópticas y mecánicas del material después de transcurrir 10 años desde su construcción.

Las primeras experiencias reales de construcción se realizan en el zoológico de Arnhem, en Holanda, donde se realizaron varias cubiertas con este material, obteniendo excelentes resultados. El ETFE fue también el material seleccionado para un conocido proyecto desarrollado por Frei Otto, en colaboración con  Buro Happold que nunca llegó a realizarse para cubrir una ciudad en la Antártida.

A partir de este momento comienza un uso moderado del ETFE como material de cerramiento en cubiertas y envolventes arquitectónicas que culmina ya en este mismo siglo con una gran expansión generalizada de su empleo en todo tipo de edificaciones.

Como curiosidad, resulta interesante señalar tanto la distribución geográfica como tipológica de las realizaciones existentes hasta la fecha.

Cerca del  60 % de ellas se encuentran en Alemania, un 20 % en el Reino Unido, y un 7 % en los Países Bajos. El resto se distribuye de modo muy residual entre el resto de los países del mundo. Además, cabe señalar que el 95% de todos los proyectos construidos con ETFE se encuentran en Europa.

En cuanto a la distribución por tipo de edificio, cabe destacar que alrededor del 70 % de las obras realizadas corresponden a cubiertas de patios en edificaciones de oficinas y viviendas (35%), y en cubiertas de espacios deportivos (35 %). El empleo del ETFE en fachadas y marquesinas cubre, aproximadamente, otro 20 %.

Solo con su aceptación usamos cookies o tecnologías equivalentes para almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web. Puede ajustar o retirar su consentimiento en cualquier momento haciendo clic en el botón de Ajustar configuración. También puede consultar la política de cookies de este sitio web.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia mientras navega por el sitio web. De estas cookies, las cookies que se clasifican como necesarias se almacenan en su navegador, ya que son esenciales para el funcionamiento básico del sitio web.

También utilizamos cookies de terceros que nos ayudan a analizar y comprender cómo utiliza este sitio web. Estas cookies se almacenarán en su navegador solo con su consentimiento. También tiene la opción de darse de baja de estas cookies.

Pero la exclusión voluntaria de algunas de estas cookies puede afectar su experiencia de navegación.

Puede obtener más información en la Política de cookies.

COOKIES NECESARIAS

Las cookies necesarias son imprescindibles para el correcto funcionamiento del sitio web. Este tipo de cookies no almacena información personal.

COOKIES ESTADÍSTICA

Las cookies estadísticas ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.